Tango Argentino

Tango Argentino


El tango como baile nació en los suburbios de Buenos Aires, en el arrabal, donde hombres y mujeres bailaban fuertemente abrazados. Prohibido por incitación a la lujuria, la gente se vio obligada a bailarlo en lugares ocultos hasta principios del siglo XX. El baile tanguero está construido sobre tres componentes básicos: el abrazo, un estilo lento de caminar y la improvisación. Pero, sobre todas las cosas el tango debe ser bailado como un lenguaje corporal a través del cual se transmiten emociones personales a la pareja.

No hay ninguna otra danza que conecte más íntimamente a dos personas, tanto en el aspecto emocional, como en el físico.

Se dice que el tango se baila «escuchando el cuerpo del otro».

La milonga y el valsecito evolucionaron paralelamente al Tango y se han mantenido como géneros independientes, nacidos también en los barrios porteños.

Nuestros profesores:

Beatriz y Victor.